Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘GEOGRAFÍA DE EUROPA’ Category

GEOGRAFÍA DE EUROPA

Europa es un continente de ocupación humana muy antigua. Hoy en día la civilización creada en torno al Mediterráneo está extendida por todo el mundo, bien como única, bien superpuesta, bien coexistiendo.

Los límites de Europa son: el cabo Norte y el casquete polar al norte; el océano Atlántico al oeste; el Mediterráneo, el mar Negro y el Cáucaso al sur; y los montes Urales y el río Ural al este.

Europa, por su posición en el globo terráqueo, entra dentro del dominio de los climas templados y fríos del oeste de los continentes. Son, en general, climas agradables y buenos para la agricultura  actual.

La red hidrográfica

Los ríos europeos son moderadamente largos, sin grandes avenidas y, en general, regulares. Los grandes ríos son navegables hasta los comienzos del curso medio. En Europa occidental, el río más largo es el Danubio, que desemboca en el mar Negro. El segundo río más largo es el Rin, que desemboca en el Atlántico, al norte del canal de la Mancha.

También sobrepasan los 1000 km el Elba, el Vístula, el Loira y el Tajo; todos ellos desembocan en el Atlántico, excepto el Vístula que desemboca en el Báltico. Pero más largos son los ríos rusos: el Volga  que  desemboca en el mar Caspio, el Dniéper que desemboca en el mar Negro, y el Ural que desemboca en el mar Caspio; este es el río que prolonga la frontera con Asia desde los montes Urales al Caspio. También superan los 1000 km el Don, el Petchora, el Dniéster y el Dvina.

Otros ríos importantes son: Guadalquivir, Guadiana, Duero, Garona, Sena, Támesis y Mosa que desembocan en el Atlántico; Óder que desemboca en el Báltico; Ebro y Ródano, que desembocan en el Mediterráneo; y Po que desemboca en el Adriático. A parte de multitud de ríos más pequeños.

Si exceptuamos los ibéricos, los ríos que desembocan en el Atlántico son caudalosos y regulares, por lo que permiten la navegación durante todo el año. Los ríos bálticos y los rusos se hielan en invierno, así como el propio mar Báltico. Pero son importantes vías de comunicación. Los ríos mediterráneos sufren un fuerte estiaje en verano: son muy irregulares, incluso torrenciales. Los ríos que nacen en los Alpes tienen su máximo en primavera, tras el deshielo.

RELIEVE

El relieve europeo no es excesivamente complejo, básicamente se organiza en torno a una gran llanura central rodeada de regiones montañosas más o menos antiguas. Sin embargo, aunque la llanura es lo dominante (el 66% del territorio no supera los 200 metros de altitud) la influencia de las montañas es notable. La combinación de montaña y llanura da al territorio una variedad ecológica muy valiosa, lo que ha permitido explotar gran cantidad de recursos. En Europa las montañas no han constituido obstáculos insalvables, más bien lo contrario, son regiones de contacto. Las mayores elevaciones son: Elbrus (5.633 m), Mont Blanc (4.807 m) y Mulhacén (3.478 m).

Pero el rasgo más destacado del relieve europeo es la constante presencia del mar, gracias a lo recortado de sus costas. Europa tiene más de 43.000 km de costas; y ninguno de sus puntos se aleja tanto del mar como para no recibir su influencia, aunque la orografía tenga mucho que decir en ello. Esto permite la entrada de las masas de aire marinas mucho menos contrastadas que las continentales. El clima europeo es dulce y agradable, con cuatro estaciones muy marcadas. Los mares han facilitado la comunicación entre los pueblos de Europa. En sus costas se encuentran con facilidad puertos naturales, golfos, etc. Son de destacar a este respecto dos regiones: la del mar del Norte y el Báltico y la del Mediterráneo.

En Europa encontramos gran cantidad de penínsulas, cabos, golfos, estrechos e islas las más importantes son:

Penínsulas: Jutlandia, Escandinavia, Iberia, Italia y Balcanes.
Cabos: Norte,  Finisterre, Roca, San Vicente, Gata.
Golfos: Finlandia, Vizcaya, León, Génova y Venecia.
Estrechos: Canal de la Mancha, Gibraltar, Messina, Dardanelos y Bósforo.
Islas: Islandia, Británicas, Baleares, Córcega, Cerdeña, Sicilia y Creta.

Costas, llanuras y montañas conforman escenario único en el que se desarrollan las civilizaciones que están dominado el mundo.

Llanuras: la llanura predomina en toda la Europa oriental.  La gran llanura oriental se extiende desde los montes Urales hasta el rio Weser, alcanzando en Rusia la máxima extensión y continuidad. El suelo está formado por un zócalo rígido, que apenas ha sufrido alteración. Al norte existen depósitos glaciares mientras que en el sur tierra negra rica en materia orgánica.

Montañas: las montañas europeas forman tres grandes conjuntos: el frente Atlántico caledoniano, las montañas hercianas de la Europa central y los pliegues alpinos de la parte mediterránea.

La estructura  montañosa del Atlántico recibe, por la edad de su formación geológica, el nombre de montañas caledonianas, son las más antiguas de Europa. Se extiende desde el norte de Irlanda hasta el extremo septentrional de Escandinavia, con interrupciones como las de  los mares del norte y de Irlanda.

Los macizos hercinianos, muy afectado por la erosión no sobrepasa la altura de los 2000m, son un conjunto de macizos que representan el resto de una antigua cordillera que se formó hace millones de años  y que actualmente está arrasada  por la erosión quedando algunos enclaves de la misma como son: el Macizo Central Francés, los Vosgos, La Selva Negra, Jura, Sudetes, La Meseta Española.

Las cordilleras rugosas del sistema alpino aparecieron en la era terciaria cuando se produjo el choque entre la placa africana y la euroasiática.  Su altura sobrepasa los 3000 m. Son las montañas más jóvenes por eso se  componen de cimas escarpadas y crestas en forma de dientes. Todavía no han sido muy afectadas por la erosión.

Forman un arco montañoso que se extiende por todo el sureste europeo: Cordilleras Béticas, Pirineos, Apeninos, Cárpatos , Alpes dináricos  Balcanes y Caúcaso

CLIMA

El clima mediterráneo se da entre los 30º y los 45º de latitud y en el oeste de los continentes. Se caracteriza por tener inviernos relativamente húmedos y veranos secos, resultado de las variaciones del frente polar y las altas presiones subtropicales. Las estaciones más lluviosas son las intermedias, otoño y primavera. Especialmente en otoño, se pueden dar lluvias torrenciales provocadas por la acumulación de calor en las masas de agua durante el verano, y la llegada de gotas frías polares. En invierno pueden aparecer, localmente, anticiclones térmicos Las temperaturas son suaves durante todo el año, con poca amplitud térmica anual(unos 15 ºC).

Clima Oceánico: Este clima se da entre los 35º y los 60º de latitud, en las costas occidentales de los continentes, las precipitaciones son abundantes, aunque se alcanza el máximo pluviométrico en invierno. Las temperaturas son frescas pero suaves, y la amplitud térmica reducida.

Clima Continental: Este clima se desarrolla entre los 35º y los 55º de latitud, en el interior de las grandes masas continentales, alejado de la influencia de las masas de aire polar marítimo.. En invierno la zona queda bajo el dominio de un potente anticiclón térmico  origen de masas de aire polar continental, dando una estación seca. Cuando en verano el anticiclón se retira se producen las lluvias. Los inviernos son fríos y rigurosos, y los veranos pueden ser calurosos. La amplitud térmica anual  es muy acusada, y puede serlo también la diaria.

Clima Boreal: Este clima se encuentra entre los 50º y los 70º de latitud. Los inviernos son largos y rigurosos, y los veranos cortos y fríos. En invierno llegan masas de aire ártico y en verano polar marítimo. El verano es la estación más lluviosa. Pero en general las lluvias son pocas y casi siempre en forma de nieve.

Clima de Tundra: Este clima se desarrolla entre los 60º y los 75º de latitud. Ocupa las franjas costeras ártica. Los inviernos son largos y rigurosos. No hay un verdadero verano, aunque sí una estación, muy corta, algo más suave. Las precipitaciones son siempre en forma de nieve.

VEGETACIÓN

La tundra

    La tundra se encuentra en torno a los 80º de latitud, Dominan las plantas herbáceas, los líquenes y hongos, y algunos arbustos hacia el sur. Faltan, pues, los árboles.

    La falta de calor hace que los suelos estén permanentemente helados (permarfrost) lo que impide el desarrollo de la vegetación. El corto período vegetativo y la escasez de las precipitaciones, unido a los fuertes vientos no hace la región favorable para la vida.

       El poblamiento animal es muy pobre, ya que tampoco son abundantes las especies vegetales. Deben tener pieles gruesas y grandes reservas de grasas. Predominan el oso blanco, el buey almizclero, los renos, los caribús, el zorro, las gaviotas, las morsas, la foca y el pingüino. Estas especies se ven forzadas a la emigración o a la hibernación durante el invierno. El suelo helado no permite la vida subterránea.

La taiga

el bosque boreal de coníferas Píceas, pinos y abetos son las especies dominantes. Las temperaturas más altas y la mayor humedad permiten el desarrollo de árboles.   

    La fauna es variada, en la que predominan las especies invertebradas, insectos y gusanos. Muchos animales, que han de adaptarse al medio, y recurren a la emigración o a la hibernación para pasar en invierno. Encontramos carnívoros como el lince, el zorro, el lobo, la marta, el visón o la comadreja; herbívoros como el reno, el ciervo o el alce. Y roedores como el conejo, el ratón o la liebre. Además del oso.

LA ESTEPA

  La estepa la encontramos en el interior de los grandes continentes. El clima se caracteriza por la escasez de las precipitaciones y las temperaturas muy contrastadas, por lo que la vegetación es pobre y xerófila..

 Encontramos herbívoros como el bisonte, las gacelas, los caballos y los gamos; especies excavadoras, muy importantes para mantener aireado el suelo, como lombrices, topos, hormigas, etc.; reptiles como serpientes y lagartos, insectos como avispas, o langostas; aves diversas y algún carnívoro como el lobo, el coyote o el zorro; y roedores como los conejos, los hámsters, etc.

El bosque caducifolio

    Encontramos el bosque caducifolio en torno a los 40º y los 55º de latitud. El clima (Clima marítimo de la costa Oeste) típico tiene un régimen térmico moderado, precipitaciones abundantes y bien distribuidas a lo largo del año, y cuatro estaciones bien definidas.

BOSQUE CADUCIFÓLIO

    En el bosque caducifolio predominan las especies leñosas caducifolias: roble, haya y carpe. El sotobosque es más abundante que en la taiga. La ausencia de hojas en los árboles al comienzo de la primavera permite el crecimiento de especies como avellanos, majuelos, rosales y cornejos.

    Las especies dominantes son: el roble, ya sea en poblaciones puras o mixtas. Ocupan las llanuras y el piso basal de las montañas. El robledal se degrada en una landa oceánica como los brezos, la retama, o las gramíneas típicas de su sotobosque. El haya, que exige mayor humedad atmosférica, predomina en el piso montano y en las llanuras más húmedas. El haya deja pasar muy poca luz por lo que su sotobosque es más pobre.

BOSQUE MEDITERRÁNEO

La vegetación típica es xerófila, ya que tiene que soportar la aridez estival. La especie dominante es la encina. El sotobosque es leñoso, espinoso y aromático, con especies perennifolias como el lentisco o la jara.. En las zonas más húmedas aparece el roble como especie dominante.

    La fauna está dominada por herbívoros de pequeño tamaño como el ciervo, la gacela, el jabalí y pequeños carnívoros, como el lince, el gato montés o el lobo. Además, encontramos roedores como la ardilla, el ratón, etc., y una amplia gama de aves, generalmente migratorias, como las cigüeñas, los gorriones, los jilgueros o el águila.

El bosque se degrada en garriga y chaparral  dominada por la coscoja, maquia y estepa mediterránea, dependiendo de la importancia de la degradación.

Read Full Post »